La banca privada y su cliente consentido: los Deportistas de élite

Si hay algo que no es tan sencillo manejar para los asesores financieros, es la trayectoria profesional de los deportistas de élite ya que estos mantienen una rápida evolución e impredecible de sus ingresos, con carreras que son relativamente cortas, flujos de caja inciertos, gastos altos y, después de la retirada, varias décadas en donde tienen que vivir con lo que lograron ahorrar. Aún después de todos estos aspectos, las entidades financieras presentan mucho interés por este tipo de clientes, siendo muchas las que cuentan con unidades de negocio que son específicas para brindarles este servicio.

CaixaBank a través de su división de banca privada pone a disposición 20 gestores patrimoniales que se especializan en este colectivo que en total son 500 clientes, de los cuales 80% son futbolistas de primera y segunda división, y en donde también son asesorados jugadores de baloncesto, de golf, de tenis, entre otros, dejó saber Gonzalo Gortazar Rotaeche Caixabank.

Según explica Jordi Casajoana, quien es el director de colectivos de valor y filantropía de CaixaBank Banca Privada: “La principal característica de este tipo de perfiles es que sus carreras profesionales suelen ser relativamente cortas”.

Otra de las diferencias que este tipo de cliente guarda con el regular es su edad, pues la división de banca privada se ocupa de atender a personas que como media, cuentan con 65 años, son empresarios o quizás altos directivos. En el caso de los deportistas de élite estos acceden a la división de banca privada con 18, 20 o 23 años. De hecho, la edad media para el servicio en CaixaBank es de 35 años. Tomando en consideración que uno de cada cuatro de estos deportistas a atendidos ya se encuentran retirados.

Cuando se atienden clientes jóvenes, que ganan o van a ganar mucho dinero en un reducido lapso de tiempo, y que deben ahorrar todo lo que a sus manos llegue, pasa a ser un gran desafío para los banqueros de deportistas, pues además se debe lidiar con su entorno: familiares, agentes, asesores fiscales y amigos, con los que se apoya esta joven estrella para sus asuntos financieros, que generalmente son le son atractivos.

En tal sentido, Antonio Matilla, quien es responsable de deportistas profesionales de CaixaBank Banca Privada, señala que: “Para nosotros, la clave es que los gestores estén muy especializados en este colectivo, que conozcan cómo funciona el mundo del deporte. Además, en casos así es fundamental la planificación, con tres etapas muy diferenciadas: el debut, la élite y la retirada. También es importante darles formación financiera para que, poco a poco, sean más autónomos y puedan ir tomando sus propias decisiones”.

Banco Sabadell, cuenta de la misma manera con el departamento Sabadell Urquijo Sports & Entertainment donde son atendidos estos perfiles, con 10 banqueros muy especializados. Y por su parte Bankinter Banca Privada ha lanzado una nueva línea de negocio que se especializa en este colectivo.

Los deportistas de élite suelen ganar grandes cantidades de dinero en un corto tiempo pero, ¿son distintos estos al resto de inversores españoles? Ante tal aseveración, Paul Gomero, quien es banquero especializado en A&G Banca Privada sostiene que “La verdad es que se parecen mucho al inversor español medio. Son un punto más conservadores que en otros países, por lo que limita bastante sus posiciones en Bolsa. Además, siempre quieren tener inversiones inmobiliarias. Les gusta el ladrillo, como a todos los españoles. El país acaba condicionando mucho”.